HORNBEAM

ESTUDIO DE CASO


  Maestra de primaria de 26 años de edad. A pesar de ejercer su vocación se siente muy presionada por las responsabilidades que le han añadido a su trabajo. Todas las mañanas se despierta cansada pensando que no podrá sacar adelante el día. Empezó a sentir dolores de cabeza por estar pensando continuamente que no aguantaría el ritmo. Se siente desbordada en todos los sentidos y siente que no puede más.

 Empezó a tomar Hornbeam para ayudarle a recobrar la fuerza para encarar el día, White Chestnut para calmar el diálogo interno y Elm por sentirse abrumada con toda la responsabilidad.

A la semana empezó a sentirse más recuperada y animada; ya no le costaba trabajo levantarse por las mañanas. Si bien no cesaron los dolores de cabeza, sí empezó a descansar mejor, porque ya no pensaba continuamente en todo lo que tenía que hacer. La sensación de no poder más también fue desvaneciéndose, sintiéndose más capaz y menos presionada. Los dolores de cabeza fueron menos intensos y frecuentes.
Decidió quedarse con la mezcla de flores para cuando empezasen los exámenes.

Alexandra Landgraf, BFRP

REGRESAR A LAS 38 FLORES

Inscríbete al curso y empieza a beneficiarte de las flores.