HONEYSUCKLE

ESTUDIO DE CASO

Mujer de 50 años, casada y un hijo. Perdió a sus padres hace unos años y desde entonces se centra más en los recuerdos de cuando estaban vivos y lo bien que lo pasaban, que en el presente. Sigue extrañando a su madre a pesar de que falleció hace más de 4 años. Tiene la tendencia a sólo mirar hacia el pasado no prestando atención a las experiencias gratificantes del presente y a la vez siempre se desanima, porque la vida ya no es igual. Es como si siempre viese el vaso de agua medio vacío. Las personas a su alrededor se han cansado de verla siempre así, por lo que se siente incomprendida y eso la hunde aún más.
Desde hace meses padece de dolores musculares que también le han impedido seguir con sus clases de pilates; otra decepción que se suma a todas las que acumula.

Se le indicó Honeysuckle para ayudarla a despejar la nostalgia y facilitar la apreciación de las experiencias positivas que se dan dentro de su familia y amistades. Gentian para despejar ese desánimo que se ha asentado como un viejo amigo en su vida.

A la semana de tomar la mezcla se le notó la voz más viva y la actitud más positiva. Un mes después empezó a disfrutar de los paseos con su marido e hijo, sin hacer mención de los dolores musculares. Poco a poco empezó a quedar con amistades y a disfrutar de su compañía. Tras tres meses de tratamiento decidió dejarlo por sentirse bien, sin embargo, recayó al poco tiempo. Como se trata de un estado anímico más arraigado por los años que han pasado, le recomendamos que continuara unos meses más con la mezcla.


Alexandra Landgraf, BFRP

REGRESAR A LAS 38 FLORES


Inscríbete al curso y empieza a beneficiarte de las flores.