ASPEN 

ESTUDIO DE CASO

Niña de 8 años. Acude su madre con ella, porque desde hace semanas su hija y no logra dormir bien, despertándose a media noche atemorizada, sudando y el corazón latiéndole con rapidez. Al no encontrar una razón aparente para el miedo, ya que en el colegio todo iba bien, al igual que con las amigas y familia. La Niña nos decía que sentía que algo “malo” la rodeaba y que no podía parar de pensar en ello durante la noche. Ya inclusive le daba miedo irse a dormir.

Empezó a tomar Aspen para ayudarla a disipar el temor inexplicable así como White Chestnut para los pensamientos continuos durante la noche. También añadimos Mimulus por el miedo que sentía a dormirse. A la semana de tomar las flores nos llama la madre  para contarnos que su hija había dormido más de 11 horas continuas y que ahora se despertaba más fresca y con la alegría de siempre.

Alexandra Landgraf, BFRP


REGRESAR A LAS 38 FLORES

Inscríbete al curso y empieza a beneficiarte de las flores.